MENU

Blog Actualidad Bonasport

Actualidad / En los medios / Agenda Mensual  / BS-Magazine

¡A madrugar! Descubre los beneficios de entrenar a primera hora del día

Artículo elaborado en colaboración con la revista enfemenino y Vicky Barberà, excoordinadora de fitness del Club Bonasport. Lee aquí el artículo original.

No cabe duda de que cualquier hora del día es buena para entrenarse y que lo realmente importante es ser constante. Sin embargo, practicar deporte a primera hora de la mañana tiene innumerables beneficios. Nada más salir el sol, los beneficios del deporte se multiplican y se nos presenta la opción de sacar más partido al esfuerzo físico realizado.

El ejercicio incrementa de forma considerable nuestra calidad de vida pero, en muchas ocasiones, surgen imprevistos que suelen alterar nuestras rutinas de actividad física. Es muy importante no interrumpir el programa diario de entrenamiento, porque luego cuesta mucho trabajo volver a adquirir la rutina y la constancia necesarias para alcanzar nuestros objetivos. Para evitar que esto ocurra, te proponemos practicar deporte a primera hora de la mañana, que es el momento perfecto para dedicarnos un tiempo a nosotras mismas.

1. Despídete de los imprevistos
¿Cuántas veces tenías pensado ir al gimnasio por la tarde y has terminado sentada frente al ordenador o viendo una película en el sofá? ¿Quieres practicar deporte pero el trabajo o tus obligaciones familiares se interponen? Una de las grandes ventajas de entrenar a primera hora del día es que estos imprevistos no existen. Cuando te planteamos despertarte un poco antes cada día para ir a correr o salir a andar, logramos esa ansiada continuidad en nuestro programa de actividad física. ¡Asegúrate de esta manera que vas a cumplir con tu plan de entrenamiento!

2. Mejora tu humor
La actividad física mejora nuestro estado de ánimo, gracias a la producción de endorfinas. Estas moléculas son producidas por una pequeña glándula situada en la base del cerebro que se estimula con el ejercicio físico. Las endorfinas inhiben las fibras nerviosas que transmiten el dolor, disminuyen la ansiedad y aumentan la percepción de bienestar. Así, iniciar el día haciendo ejercicio te permitirá afrontar el resto de la jornada con una buena dosis de buen humor, ya que los beneficios del ejercicio potencian la actividad mental ¡durante las 10 horas posteriores al entrenamiento!

3. Acelera la eliminación de líquidos
Debemos adaptar nuestro ejercicio a las necesidades de nuestro organismo, o a los objetivos que buscamos. El ejercicio por la mañana acelera la eliminación de líquidos, por lo que es muy recomendable para todas aquellas personas que quieran bajar de peso. Si por el contrario tu objetivo es mejorar la fuerza, será más eficaz buscar un hueco en las horas centrales del día. Una práctica deportiva de baja intensidad ayuda, además, a eliminar los líquidos de la zona facial y reduce las bolsas de los ojos. También puedes eliminar líquidos con algunos alimentos.

4. Regula el ritmo biológico
El deporte a primera hora ayuda a regular nuestro ritmo circadiano, que es el que regula el ciclo sueño-vigilia que se repite constantemente en nuestra vida. Hacer ejercicio por la mañana te ayudará a evitar las odiosas noches en vela. Por el contrario, realizar deporte a última hora del día no es muy recomendable para las personas con problemas para conciliar el sueño, ya que puede provocar la activación del organismo.

Consejos para realizar el entrenamiento matutino

Aunque la práctica deportiva a primera hora tiene muchos beneficios, es necesario seguir algunos consejos para no poner en riesgo su efectividad ni nuestra salud y obtener los beneficios lo más rápido posible.

Desayuna antes de entrenar: Según el ejercicio que vayas a realizar, modera la ingesta calórica. Si es una actividad ligera, un pequeño tentempié te servirá para asegurar los niveles mínimos de glucosa en sangre necesarios. Si se trata de un entrenamiento más exigente e intenso, tu desayuno debe ser más fuerte para que te aporte la energía suficiente y recuerda, nunca realices ejercicio en ayunas.

Establece tu rutina: Programa la hora de levantarte, el tiempo de aseo, el desayuno y el ejercicio que tienes pensado realizar. Una buena planificación garantizará que cumplas con tu objetivo sin agobios.

Deja preparado el material: Antes de irte a dormir, deja todo preparado para el día siguiente (como la ropa, el pulsómetro o las zapatillas). Esta previsión evitará que sientas pereza cuando suene el despertador.

¡Ya no hay excusas que valgan! ¿A qué esperas para despertarte y realizar tu rutina deportiva matutina?​ Ponte algo de música para vencer al sueño ¡y que nada te pare!

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.